miércoles, 26 de julio de 2017

Ciudad Piar

Bandera Municipio Bolivariano Angostura (Bolívar).png

         Ciudad Piar, San Francisco y La Paragua conforman una unidad político territorial regida por la primera con rango municipal autónomo. Una carretera asfaltada de sesenta kilómetros une a estos tres puntos geográficos.

         En Ciudad  Piar se explota el hierro, la agricultura en San Francisco, la ganadería vacuna en La Vergareña y el diamante y la madera en La Paragua.
         La Paragua es el pueblo más antiguo de todos y es el menos favorecido por el desarrollo socio-económico del municipio. Es un poblado deprimido; en cambio, Ciudad Piar, de fundación reciente, acusa una actividad mayor gracias a la importancia del mineral de hierro  que allí se explota.
         Ciudad Piar es gemela con Puerto Ordaz.  El 9 de febrero de 1952, el coronel Luis Felipe Llovera Páez, bolivarense, miembro de la Junta Militar que entonces gobernaba al país, colocó la primera piedra que marcó el nacimiento de ambas ciudades.
         Puerto Ordaz en la confluencia del Orinoco con el Caroní y ciudad Piar 130 kilómetros al Sur, entraban a formar parte vital de los planes para la explotación de los yacimientos de mineral de hierro localizados en el cerro de la Parida.
         Precisamente, Ciudad Piar fue fundada en las inmediaciones del Cerro de la Parida donde ya existían Barrio Nuevo, Barrio Viejo y Barrio Ajuro con un total de 199 casas habitadas por agricultores y criadores de  ganado.
         La planificación de la ciudad estuvo a cargo de los doctores Francisco Carrillo Batalla, Moisés Benacerraf y Carlos Guina, entre otros, por encargo de la Orinoco Mining Company, empresa concesionaria para explotar las minas de hierro de la Parida o Cerro Bolívar. Distinta a las petroleras, Piar comenzó a edificarse en 1951 como una Ciudad abierta con viviendas cómodas y facilidades comunales.
         Para 1982 cuando cumplió treinta años tenía cinco mil habitantes y había pasado a ser la capital del Municipio Centurión integrado al Distrito Heres. Luego en 1986, por reforma de la Ley de División Político Territorial del Estado, adquirió autonomía y la denominación Distrito Raúl Leoni con jurisdicción sobre los foráneos San Francisco y Barceloneta que han pasado a ser Parroquias al sustituirse la figura del distrito por la del Municipio Autónomo.
         El Municipio Raúl Leoni tiene superficie de 54.386 kilómetros cuadrados y 20.255 habitantes, conforme al censo nacional de 1990.
         La localización de los yacimientos de mineral de hierro del cerro La Parida y con anterioridad los de El Pao, así como su consiguiente explotación por empresas foráneas, dieron lugar no sólo a la existencia de Ciudad Piar sino de todo cuanto es actualmente Ciudad Guayana.
         El mineral del hierro, sin embargo, se conocía en Guayana y Venezuela desde tiempos de la colonia como lo evidencia la existencia de minas explotadas y forjas catalanas en Upata y Ciudad Bolívar.
         Antes de que las minas de El Pao y Ciudad Piar, se había explotado en 1883 las de Manoa en Delta Amacuro conforme a concesión otorgada al norteamericano Cyrenius Fitzgeral. En 1885 el hijo de este Fitzgerald descubrió la mina de hierro de Imataca y en 1926, Tiburcio de Vera y Simón Piñero dieron cuenta de las minas de El Pao, explotadas desde 1937 por la Iron Mines Company of Venezuela.
         Los doctores Guillermo Zuloaga, E. Buchard y Manuel Tello, entre otros, estudiaron y dimensionaron la importancia de la formación geológica de la Serranía Imataca y el geólogo norteamericano Mack C. Lake, a la cabeza de un grupo de colegas de la Oliver Mining Company, verificó los yacimientos de La Parida como uno de los depósitos de hierro más grande del mundo y el cual, a partir de 1948, es conocido como Cerro Bolívar. Más tarde reconoció los de La Grulla y Piacoa en la zona reservada al Oeste del Caroní.
         Las concesiones de la empresa Oliver pasaron en 1949 a la Orinoco Mining Company que inició en Venezuela la explotación del mineral de hierro en gran escala y la mantuvo hasta 1975 cuando fue nacionalizada y entregada a CVG-Ferrominera Orinoco, empresa del estado venezolano.

La Paragua

         El acta de nacimiento de La Paragua, antigua capital del Municipio Barceloneta, aparece fechada el 15 de mayo de 1770, por su fundador Fray Benito de Lagarriga, misionero español.
         La Paragua recibe el nombre del río a cuya margen izquierda se halla situada en casas alineadas de forma reticular. Deriva el nombre de la voz arecuna “Parava” que significa loro.
         El río Paragua, afluente más importante del Caroní, nace en la divisoria de las vertientes del Orinoco y el Amazonas, al pie del Cerro Asoat y luego de un recorrido de 500 kilómetros, desemboca en el Caroní en el punto donde otrora se alzaba el pueblo de San Pedro de las Bocas, sepultado por las aguas de la represa de Guri.
         Este río con sus márgenes negras cubiertas de bejucos ha sido a través de un siglo, vía de comunicación importante para los buscadores de diamantes y explotadores de balatá. Son de renombre las minas de  Paraguamusi, Paramichí, Asa, El Casabe, en el Alto Paragua y de su afluente el Carún.
         De las aventuras e incidencias de tales explotaciones, el novelista José Berti escribe extraordinarios relatos en sus libros “Hacia el Oeste corre el Antabare” y “Espejismos de la Selva”, Berti de origen merideño, falleció en su Hato Cachimbo de la Paragua, luego sepultado por las aguas del embalse de Guri.
         A la explotación del diamante, porque la del balatá hace tiempo que terminó, se agrega como fuente de vida de este pueblo de cuatro mil almas, la explotación de la madera y la producción agropecuaria.
         Desde  1953 se viene explotando el cedro, el pardillo, el caucho de venado y en 1965 el Gobierno Nacional declaró zona de reserva forestal la región comprendida al sur del Salto Urayma hacia la frontera con Brasil.
         A La Paragua, con una superficie de 42.647 kilómetros cuadrados y 286 msnm, se le calculan una 100 mil cabezas de ganado vacuno, en su mayoría concentradas en el hato La Vergareña, sin duda, la principal finca pecuaria del estado y principal abastecedor de carne de Ciudad Guayana y Ciudad Bolívar.

San Francisco

         Cuarenta  kilómetros antes de penetrar al ribereño pueblo de La Paragua se encuentra San Francisco, dispersamente instalado sobre una topografía de llanura suavemente ondulada.
         San francisco de La Paragua como común se  le denomina, nació como simple caserío. Después, dada su importancia agrícola maicera, la Asamblea Legislativa complació a sus tres mil habitantes elevándolo a la categoría de municipio foráneo. Hoy es simple Parroquia que elige cada tres años su Junta Parroquial sin  tener que depender para ello del Consejo Municipal de Piar o de Heres como fue en un tiempo lo tradicional.
         La producción de maíz aquí es abundante, más que en cualquiera otra zona agrícola del Estado. Las tierras son óptimas y rinden un promedio de 3 mil kilogramos por hectáreas. Las tres cuartas partes de la cosecha anual de maíz provienen de esta tierra ancha y feraz, con cristalinos cursos de agua recargados de moriches.
         San Francisco con 3.796 kilómetros cuadrados de superficie, está a unos 35 kilómetros del Hato La Vergareña, que cuenta con 40 mil cabezas de ganado vacuno. Son estas dos zonas del Municipio Piar donde mejor se combinan en condiciones óptimas la agricultura y la ganadería.


No hay comentarios:

Publicar un comentario