martes, 6 de junio de 2017

Institución Hospitalaria

I
         La institución civil hospitalaria comenzó en Angostura en 1842 promovida por el Vicario Monseñor doctor Mariano de Talavera y Garcés, administrador apostólico de la Diócesis de Guayana durante doce años (1829-1842).

         Monseñor Mariano de Talavera y Garcés, ya a punto de ocupar otro destino y luego de haber concluido los trabajos de acabado de la Cátedral, fundó con recursos propios, de la Iglesia y otros aportes, un hospicio para mujeres indigentes que luego se transformó en un Hospital de Mujeres pero sin mucha duración en el tiempo.
         Para entonces la ciudad capital contaba unos once mil habitantes y se circunscribía a lo que es hoy el perímetro del Casco Histórico. El gobernador de Guayana era Florentino Grillet, aunque la escena militar y política la estuvo dominando hasta ese año de 1842 que lo asesinaron, el general Tomás de Heres, prócer de la Independencia.
         Existía desde 1818 un  Hospital Militar funcionando, primero en el Convento de los Franciscanos, bajo la dirección del médico inglés David Adolfo Burton y más tarde en un punto de la actual calle La Concordia (plano Siegert) y cuyo director casi de por vida fue el doctor Juan Teófilo Benjamín Siegert, quien fue también médico del Hospital Caridad, exclusivamente para hombres, el único que existía en 1865 a juzgar por un oficio del 8 de abril de ese año que le dirigió el Presidente del  Estado de Guayana, General José Loreto Arismendi a la Junta Administradora, en el que solicita que “la indigente Ana María sea admitida en ese hospital exclusivo para hombres por no existir un Hospital de Mujeres. Quizás sea el único caso que ocurra por mucho tiempo sin mezclar los sexos en aquel establecimiento”.
La situación de esta mujer y seguramente de otros casos llevó al Presidente del Estado a adquirir una finca privada para transformarla en un Hospital de Mujeres, pero la adquisición no prosperó por estar en situación contenciosa.  De manera que  el 25 de marzo de ese año instruyó a la Comisión de Hospital para Mujeres para que se dirija al Consejo Municipal a objeto de que “la provea de un edificio debido a que la finca adquirida con tal fin se halla en situación contenciosa”.
En febrero de 1867 falleció en Bastía (Córcega) el doctor Santos Gáspari, quien por haber hecho fortuna en Guayana y prestado valiosos servicios como médico y político militante de la causa liberal, testamentó a favor de la ciudad una casa para los hospitales y 2.000 francos equivalente a 400 venezolanos para la construcción de una Capilla católica en el cementerio municipal. En la casa legada pudo instalarse  el Hospital de Mujeres con el nombre de la Virgen de las Mercedes. Ambos hospitales ubicados en la Calle Igualdad formaban un conjunto conocido inicialmente como el Hospital Caridad y Mercedes.
La creación de un curso de medicina en el Colegio Federal de Guayana (1858), siendo rector el Dr. Alejandro Mantilla, favoreció notablemente a los hospitales y a la asistencia pública en general. Entonces funcionaban los tres niveles de instrucción: elemental en ese colegio, bien sea, primaria, secundaria y superior. Manuel María Díaz, José E. Gómez y Ramón María Mejías fueron los primeros bachilleres en medicina egresados (julio de 1862). La primera promoción de doctores en medicina formada por José María Emazábel, José Tadeo Ochoa, Ramón Barrios Gómez, Carlos García Romero, Máximo Hernández y José Félix Armas hijo, no se daría sino en julio de 1885 siendo Rector el Dr. W. Monserrate.
Después de ellos, el curso de medicina del Colegio Federal daría a Guayana otros  médicos que fueron verdaderos apóstoles de la medicina y a quienes se debe la consolidación y desarrollo de la institución hospitalaria en Ciudad Bolívar, entre ellos, Eduardo Oxford, José Ángel Ruiz, Félix R. Páez, Juan de Dios Holmquist, Luis F. Vargas Pizarro, J. M. Agosto Méndez, Juan M. García Parra, Carlos Emiliano Salom, Oscar Luis Perfetti, Pedro S. Credecio, Mariano Figarella, Diego Blanco Ledezma y Manuel Felipe Flores.
Otros médicos que prestaron excelentes servicios en el Hospital Caridad y Mercedes en sus inicios, en viejos inmueble de la calle Igualdad, fueron Luis Plassard, de nacionalidad francesa, residenciado en Angostura en 1847 y el Dr. José Miguel Núñez, quien fue rector del Colegio de Guayana en 1869.
        

Hospital de la Cruz

         El avance de los cursos de medicina en el Colegio Federal estimuló al Gobernador Juan Bautista Dalla Costa hijo, a pensar como complemento en un gran Hospital para la ciudad capital. Así, en su tercer período (1866-1871) lo decidió a través de una Junta de Fomento Municipal y aprovechando la presencia en la ciudad del ingeniero polaco Alberto J. Lutowsky, que venía de Caracas después de haber participado en la construcción de la Iglesia de Antímano y de varias obras viales, entre ellas, la carretera de la Guaira y la de Valencia a Puerto Cabello.
         El hospital que de antemano se bautizó con el nombre Hospital de la Cruz, comenzó a construirse en 1870 en la cumbre del Cerro El Vigía, pero los trabajos quedaron paralizados al año siguiente por la muerte del ingeniero Lutowsky a causa de la fiebre amarilla y también por la llamada Guerra de los Azules que tuvo funestas repercusiones en Guayana terminando con la expulsión del gobernador Dalla-Costa, principal propulsor de la obra.
         En 1883, luego de 13 años y bajo el Gobierno del general Jorge Mediavilla, se resolvió reanudar los trabajos comprometiendo en parte a la iniciativa privada para acumular 80 mil pesos requeridos.
         En 1892, cuando estalló la Revolución Legalista, el edificio aún no estaba del todo concluido. Había que invertirle unos 20 mil pesos más y éstos los aportó el Gobierno dada la necesidad de la edificación, ya no para hospital sino para convertirlo en un Cuartel (El Capitolio) de las fuerzas nacionales que ese año crecieron en número, dado que la Revolución también había prendido en Guayana y avanzaba desde el Territorio Federal del Yuruary al mando del General José Manuel (Mocho) Hernández y del general Domingo Sifontes. Para entonces, los dos hospitales de Ciudad Bolívar: El Hospital Caridad para hombres y el hospital Mercedes para mujeres, funcionaban incómodamente en casas adaptadas para tal fin  de las calles Igualdad y Concordia.

Hospital Ruiz

         El 9 de junio de 1899, el Concejo Municipal dispuso la reparación y ensanche de los Hospitales y al año siguiente (9 de mayo), dictó otro acuerdo disponiendo que una vez estuviesen terminados los trabajos bajo la dirección de la Junta Administradora de Hospitales presidida por el doctor P. H. Carranza, el primer cuerpo donde funcionaba el de Caridad se le pusiera el nombre de Hospital Ruiz en homenaje al Dr. José Ángel Ruiz “quien por sus importantes y desinteresados servicios se hizo acreedor a la consideración y aprecio de los habitantes de Guayana y en especial del Distrito Heres”.
         José Ángel Ruiz había muerto el 21 de diciembre de 1897 tras 25 años de servicios en el Hospital Caridad. Se formó en el Colegio Federal de Guayana de donde egresó como Bachiller en medicina el 3 de julio de 1872. También fue Vicerrector, catedrático de anatomía, patología y obstetricia de ese colegio de Primera Categoría.
         El 21 de septiembre de 1900 la Municipalidad nombró una Junta Administradora de los hospitales integrada por los doctores José Tadeo Ochoa, P. H. Carranza, Pablo Acosta Delgado, C. Urbano Taylor y F. Retali para “que ejerza la autoridad superior una vez inaugurados los trabajos de ensanche y reparación”. Para ello el gobierno de Cipriano Castro aportó 25 mil bolívares en 1901, pero tan sólo alcanzó para terminar el Hospital Ruiz el 11 de diciembre de 1907. Faltaba aún para la fecha el Hospital Mercedes que se hallaba en completo estado de ruina.
         Siendo presidente del Concejo Municipal el Dr. José Tadeo Ochoa, dictó un acuerdo el 22 de octubre de 1907 disponiendo que la segunda sala del Hospital Ruiz, situada en el Departamento para mujeres lleve el nombre del Dr. J. T. B. Siegert, quien fue médico cirujano mayor del ejército patriota; la Sala de Maternidad el nombre del Dr. Asunción Farreras, quien desempeñó por largos años la Medicatura del Hospital Las Mercedes y la Sala del anfiteatro, el nombre del Dr. Felipe Jorge Lebrún, iniciador de la idea de establecer en estos hospitales un anfiteatro anatómico.
         Al año siguiente la Municipalidad acordó crear la biblioteca médica del Hospital Ruiz. Para entonces el promedio de hospitalizados era de 60 pacientes al mes.

Hospital de niños

         1914, tiempos del gobierno del General Marcelino Torres García, fue un año importante para el gremio de la medicina, pues se fundó la Sociedad Médica del Estado Bolívar bajo la presidencia del doctor José Tadeo Ochoa y se publicó la Gaceta Médica, dirigida por el Dr. J. M. Agosto Méndez y una Junta Redactora integrada por los doctores J. D. Montenegro, D. A. Blanco Ledesma y Manuel Felipe Flores que circuló por espacio de treinta años.
         La Sociedad Médica arrancó con mucho empuje y se hizo sentir con su primera gran obra: el Hospital o Clínica para Niños Pobres atendida por los propios miembros de la corporación.
         El 27 de enero de 1915, la Sociedad designó una comisión organizadora para arbitrar fondos, integrada por el sacerdote Adrián M. Gómez, Dr. José G. Machado, Dr. B. Tavera Acosta, Luis Roncayolo, A. Valera Villalobos, Jorge Suegart, Rafael Recao, Juan B. Pietrantoni y Dr. W. Monserratte Hermoso.
         El Hospital o Clínica de los Niños Pobres fue abierto el primero de octubre de ese año en un local habilitado con tal fin en el Hospital Mercedes. Se atendían durante una hora diaria de 10:30 a 11:30 de la mañana a niños hasta de 10 años, pobres de solemnidad, necesitados de asistencia médica.
         Durante ese primer mes de Octubre se atendieron 155 niños, de lo cuales 77 por paludismo y 37 por afección de las vías digestivas. Dos meses luego la Junta Directiva planteó la necesidad de un local adecuado y un presupuesto de Bs. 800

Hospital Mercedes

El Hospital Mercedes, cuyo techo terminó desplomándose poniendo en serio peligro la vida de los pacientes, fue reconstruido durante la administración del General Marcelino Torres García. Los trabajos estuvieron a cargo del alarife Antonio Valera Villalobos y de entonces data el puente que comunica a ambos hospitales a través de la calle Igualdad. Su inauguración tuvo lugar el 24 de julio de 1920 con motivo del natalicio del Libertador. El presidente del Estado, Marcelino Torres García, el doctor Mariano Figarella, presidente de la Junta Administradora de los hospitales y el Dr. W. Monserratte, Presidente Municipal, pronunciaron los discursos de inauguración. En esa ocasión se puso en servicio una Mesa Operatoria donada por Blohm y Co.
         Pero con el tiempo el antiguo Hospital Mercedes también perdió su denominación como el Hospital Caridad y pasó a llamarse Hospital Páez en memoria del médico guayanés Félix R. Páez, quien fue su director por tiempo largo y fundó la primera Escuela de Enfermería.
         Félix R. Páez, nativo de Ciudad Bolívar, se formó profesionalmente en el Colegio Federal de Guayana. Allí se graduó de Bachiller en Medicina el 31 de Julio de 1888 y egresó como médico el 5 de Febrero de 1890. Siendo director del Hospital Mercedes fundó en 1907 el primer curso de enfermería. Se ocupaba especialmente del tratamiento de las afecciones propias de los países tropicales como paludismo, beriberi, disentería y de enfermedades venéreas y de la piel. Tenía su consultorio en la calle Venezuela y atendía de l a 4 de la tarde. En Abril de l8lO fue designado miembro correspondiente de la Academia Nacional de Medicina.

Hospital Ruiz y Páez
        
         Hospital Ruiz y Páez comenzó a llamarse entonces y con ese nombre pasó al edificio moderno construido en las afuera de la ciudad, específicamente en la Avenida Germania. El edificio lo construyó el Gobierno Nacional y fue inaugurado oficialmente por el Presidente de la República, General Marcos Pérez Jiménez, el 20 de noviembre de 1957, pero había sido abierto al servicio el 12 de noviembre de 1957 por el doctor Ricardo Archila, Director de Salud Pública, en representación del Ministro de Sanidad y Asistencia Social, doctor Pedro Gutiérrez Alfaro, acompañado del doctor Fernando Huncal, médico jefe de la Unidad Sanitaria; doctor Ramón Flores, director del Hospital y del Gobernador Eudoro Sánchez Lanz. El moderno hospital, con capacidad para 300 camas en cinco plantas, estaba dotado de un instrumental médico-quirúrgico incluyendo el cardiovascular.
         En 1962 cuando abrió sus puertas la Escuela de Medicina de la UDO pasó el Hospital Ruiz y Páez a formar parte de la Unidad Docente - Asistencial a la que posteriormente se anexaron los Hospitales del Torax y el Psiquiátrico. Asimismo se estableció la vigente forma departamental para sustituir los llamados servicios clínicos. Finalmente una de sus alas fue acondicionada y destinada a revivir el Hospital Militar con el nombre de uno de sus principales promotores, el doctor César Bello D’Escrivan, médico traumatólogo por muchos años, asimilado a la V División de Infantería de Selva.                      
                                              
          


No hay comentarios:

Publicar un comentario